Es Customizable... del Caos Total a la Personalización Completa

Esta semana participé de 3 presentaciones para un software. Las presentaciones fueron de distintas empresas, de puntos del planeta y con distintos enfoques. Lo único en común era la celebre frase de "es customizable...".

La pregunta que muchos se hicieron es: ¡¿Qué es customizable?! Esa frase es tan usada, con tantas interpretaciones y con resultados tan distintos, que el escucharla, genera más dudas que respuestas.

Hay casos en los que una customización implica configuración de unos cuantos parámetros, mientras que en otros, implica grandes y costosos cambios cuyos resultados pueden llegar a significar que lo que antes funcionaba, ahora ni siquiera sirve.

El lograr buenas y baratas customizaciones depende de una etapa del desarrollo de software, que por lo que me ha tocado ver y vivir, no se le da la relevancia que corresponde: el diseño.

El diseño es el cuándo y el dónde se define y da forma al software. Es la etapa donde se deben dilucidar y aclarar todas las dudas que puedan existir frente a los requerimientos originales. Es donde se elimina el gran porcentaje de incertidumbre. Es donde se determina si es viable y factible el desarrollo y de donde surge la planificación más realista (e idealista) para el desarrollo de un software.

Dentro de la Ingeniería de Software existen diversas metodologías, técnicas y pautas orientadas a lograr el diseño "óptimo
".
En dos palabras: no sirve. O en una: utópico.
Ni la customización a costo cero ni el diseño perfecto existen.

La metodologías de desarrollo se orientan al proceso de desarrollo, pero no tienen relación alguna con el qué, para qué o por qué se está desarrollando tal o cuál software.

Es por esto que para lograr un diseño aceptable es necesario conocer y dominar el negocio que se desea apoyar. Punto álgido y difícil de aceptar entre algunos es el que la tecnología por
tecnología no sirve.

La tecnología debe ser la base, el apoyo para desarrollar de mejor manera el negocio. Sea este un ERP o un CMS. En la medida que el diseño contemple la metodología y tecnología a usar, tanto como el
negocio, será posible hablar de customizaciones factibles y realistas.

La mejor opción será siempre aquella que posea un diseño extensible en recursos y capacidades. Que demuestre conocimiento del negocio que intenta satisfacer.

2 comments:

  Manuel

15 de enero de 2007, 16:46

No entendí nada.

  The Dark One

15 de enero de 2007, 22:22

Creo que confundí el botón borrador con el de publicar :P
Espero ahora haya sido más claro.